Catedral Metropolitana

Catedral Metropolitana

Su nombre oficial es Catedral Metropolitana de San Sebastián y se encuentra ubicada en el lado sur de la Plaza 14 de Setiembre, siendo considerada Patrimonio Nacional Monumental, Histórico, Cultural y Arquitectónico desde 1967. Fue construida a principios del siglo XVIII sobre antiguos templos existentes de los siglos XV y XVII.

La construcción fue encargada al ingeniero Domingo del Mazo, hecha con cal, arena y piedra y las obras se terminaron aunque sin concluir completamente en 1630. El proyecto original incluía dos pórticos de piedra bellamente cincelados: el que existe en la actualidad y que da a la calle Esteban Arce y otro, que debía mirar hacia la plaza principal pero que nunca se construyó.

La reconstrucción de 1735 se dio por iniciativa de don Francisco de Urquizo, rector y vicario de la Iglesia Matriz, nombre original de la Catedral, quien financió de su propio bolsillo dicha reestructuración.

Vista del pórtico de la Catedral MetropolitanaLa última gran reestructuración se llevó a cabo a principios del siglo XVIII, cuando la flamante diócesis elevó el rango de la Iglesia Matriz y ésta pasó a ser Catedral. Se añadieron dos nuevas naves laterales a la única que existía y el templo quedó con los tres cuerpos actuales.

Este bello templo que tiene una planta de cruz latina de tres cuerpos, se considera de estilo barroco mestizo con un pórtico de hermosa fachada hecha en piedra. Posee arcos dobles en su recorrido de este a oeste y columnas salomónicas que sustentan sus tres cuerpos. En el centro mantiene un arco con un ventanal circular primorosamente adornado. En la nave principal sobresale la bóveda de gran belleza arquitectónica.

Destacan, sin duda, las cúpulas de estilo neo clásico emplazadas en el centro, además de su torre de reloj de 126 pies de altura de una belleza impresionante rematada también por una cúpula, fue concluida después de más de dos siglos.

El interior es de un esplendor único donde se aprecia la arquitectura colonial en toda su dimensión. Las paredes están plagadas de dibujos que describen escenas bíblicas, querubines, arreglos florales y muchos otros lienzos que detallan la devoción de los artistas de la época.

Es considerada Catedral Metropolitana desde el año 1975, fecha en que la Diócesis de Cochabamba fue designada como sede metropolitana por Pablo VI.

La Catedral es el centro del catolicismo en Cochabamba y sede de las principales actividades litúrgicas y religiosas de esta ferviente ciudad.

Interior de la Catedral