¿Prefieres la luz o la oscuridad?

Luz y oscuridad

Es muy probable que en alguna oportunidad hayamos conocido a alguien que prefiere vivir y hacer su rutina diaria en penumbras, con poca luz en su casa o habitación, con las cortinas y persianas cerradas si es de día, o si es de noche, simplemente una pequeña lampara. Quizás nosotros, algún familiar o amigo tenga esa preferencia que en realidad no es tan infrecuente como parece. Y lo más seguro es que aquella persona tienda a la depresión o el pesimismo y sea huraña y poco sociable ¿Nos suena?

Lo cierto es que el nivel de luz en el lugar que nos encontremos tiene una incidencia directa y marcada en nuestro animo y conducta.

Se sabe que el cambio estacional, por ejemplo de otoño a invierno, donde hay cambio de iluminación natural, trae consigo el conocido SAD- Desorden Afectivo Estacional, es decir que demuestra que la luz incide en el estado de animo.

Enrique Rojas, catedrático de Psiquiatría y autor del libro "Adiós, depresión", afirma que las dos épocas con más casos de depresión son la primavera y el otoño, y que la primavera afecta más a las mujeres y el otoño a los hombres. Las diferencias de género en cuanto a cantidad, también son notables: Y ahí las mujeres destacan con tres de cada cuatro casos.

Según estudios, los hombres se deprimen principalmente por temas que tienen que ver con el trabajo, y el otoño -normalmente- es el momento de volver a trabajar después de las vacaciones de verano.

Los países nórdicos, donde las horas de luz son escasas, tienen mayor incidencia de casos de depresión y conforman países con el más alto porcentaje de suicidios de toda Europa.

¿Tan mala es la oscuridad?

No realmente. Aunque la iluminación mejora y potencia nuestra mente, buen humor y alegría, varios estudios sugieren que, por otro lado, ésta bloquea en cierta medida la relajación y la apertura mental. La gente es propensa a relajarse mejor y compartir asuntos personales más cómodamente en lugares de poca luz o penumbra que en lugares iluminados. Esto sugiere que una luz tenue es muy apropiada en situaciones de relajamiento, de privacidad y para enriquecer situaciones sentimentales.

La oscuridad además es importante en la producción de melatonina, que es una hormona que controla el reloj biológico del organismo (horas de vigilia y sueño), de ahí que se le llame 'hormona del sueño' y es secretada en momentos de oscuridad, mientras que la luz inhibe su producción.

Pero al margen de la necesidad normal del organismo por la ausencia momentánea de luz, la preferencia inusual por la oscuridad, como hemos visto, esta bastante relacionada con la depresión. Además un estudio realizado por la Universidad de Carolina de Norte en EUU, indica que la oscuridad puede promover actitudes y comportamientos poco saludables y éticos debido a que bloquea las inhibiciones al sentirse las personas protegidas por el anonimato y la impunidad.

La luz como terapia

Los problemas de depresión, los trastornos alimentarios, los trastornos afectivos estacionales, entre otros se exacerban con la oscuridad, y se ha demostrado que se pueden tratar con la denominada luminoterapia o fototerapia, que no es otra cosa que la aplicación de luz artificial con lamparas especiales que imitan la luz del sol pero que filtran la dañina luz ultravioleta, de modo que no daña los ojos ni la cornea. Los pacientes son colocados de modo que enfrenten a la pantalla luminosa a una distancia de aproximadamente un metro; de esta manera son expuestos a la cantidad de luz que recibirían si mirasen el exterior a través de una ventana en un mediodía de verano. El tiempo que la persona deba pasar frente a la lámpara dependerá de la gravedad de su problema, pero éste siempre debe ser indicado por un médico. Además de la luminoterapia, los médicos hacen una serie de recomendaciones que ayudan: aprovechar al máximo el sol de la mañana, comenzando las actividades del día con ejercicios o caminatas al aire libre, además de dejar las cortinas corridas para que el sol entre por la ventana apenas comience a salir.

-----------------------------

Escrito por equipo de Cochabamba Bolivia Net

Tags: