Qhochalas invierten más de $us 20 millones en dos malls

Dos negocios que superan los 20 millones de dólares inaugurarán sus instalaciones en noviembre. Hupermall y Supermall son las dos de las apuestas comerciales más grandes que se han hecho en Cochabamba esta gestión y que pretenden cambiar el concepto de hacer compras.

Adquirir productos de calidad en un mercado formal a precios accesibles y disfrutar al mismo tiempo de un espacio de esparcimiento y distracción será posible gracias a estas dos propuestas que, además de la oferta comercial de ropa, zapatos, equipos electrónicos, servicios y oficinas, tendrán plaza de comidas, parque y parqueo para sus clientes.

Cochabamba sigue los pasos de Santa Cruz, departamento que en febrero de 2014 fue el pionero en Bolivia en implementar este tipo de comercios con el Venturamall y un año después con el centro comercial Las Brisas.

HUPER MALL Situado en la calle Portales, entre Pando y Melchor Urquídi, es el centro comercial más grande de la ciudad. Está construido sobre una superficie de 42.000 metros cuadrados y su inversión supera los 17 millones de dólares.

La gerente general de Hupermall, Drina Kuljis, indicó que el proyecto que inició hace más de 10 años contará con siete pisos cuando sea finalizado.

Actualmente están funcionando los cuatro primeros niveles, donde se han instalado más de 50 tiendas comerciales hasta el tercer nivel.

En el cuarto piso está la plaza de comidas más grande del departamento, puesto que cuenta con una oferta de 32 restaurantes, cafés y heladerías.

La construcción moderna del centro comercial incluye gradas eléctricas, ascensores, luces led, pantallas planas y sofás para descanso en los pasillos. En cada piso también hay pequeños comercios con ofertas de refrigerios y cafés.

Aunque algunas tiendas ya están en funcionamiento al igual que la plaza de comidas, la inauguración oficial de Hupermall será el 17 de noviembre, dijo Kuljis.

Los propietarios e impulsores del proyecto son Marco Humérez Olmos y Michel Pérez Triantáfilo.

SUPER MALL El centro comercial, situado en la avenida Blanco Galindo, casi rotonda de la avenida Perú, es un proyecto impulsado por 49 socios comerciantes.

Esta construido sobre 20 mil metros cuadrados y tiene cuatro plantas, además de un parqueo subterráneo.

La administradora del Supermall, Cinthya Alcón, mencionó que en los dos primeros pisos solamente se venderán equipos electrónicos mientras que en el tercero será la plaza de comidas, parque y tiendas de ropa y otros artículos. Un cuarto piso está dedicado exclusivamente a empresas corporativas como telefónicas y bancos. El mall tiene un total de 200 tiendas y costó más de tres millones de dólares.

El diseño de la infraestructura que se construyó en tres años la realizó un ingeniero cruceño, cuenta con un ascensor de carga, dos ascensores panorámicos, gradas eléctricas y una terraza en el tercer piso, hasta donde se extenderá la plaza de comidas. Se espera que su apertura se realice la última semana de noviembre.

COMERCIO FORMAL El presidente de la Cámara de Comercio, Fernando Aldazoza, manifestó que estas inversiones millonarias son desde todo punto de vista aplaudibles y respetables porque todavía se cree en la región. Destacó que lo más importante es que son concentradores de negocios formalmente establecidos y promotores del turismo.

“Esperemos que pase lo que sucedió en Santa Cruz con sus malls y que la gente lo convierta en un lugar de esparcimiento también para hacer turismo”, dijo. Espera que con estas apuestas los cochabambinos ya no tengan que viajar al departamento vecino para hacer compras y disfrutar de este modelo de comercio. Para que este tipo de emprendimientos crezcan en la región pidió a la gente apoyar a través de la compra a estos centros comerciales. “Son inversiones de riesgo que solo crecerán si la gente acude y los apoya”, finalizó.

Brisas del Sur Centro Comercial

Es otro de los emprendimientos comerciales que fue inaugurado en 2015. Cuenta con 348 tiendas, parqueos y una plaza de comidas. La inversión es de más de tres millones de dólares y todavía quedan tiendas comerciales a la venta y en alquiler.

Supermall apuesta por lo electrónico

La gran demanda de equipos electrónicos en el departamento ha sido el motivo para que los socios de Supermall den pie al proyecto comercial. Los 49 socios que son propietarios del mall son comerciantes de computadoras y otros equipos que ofertan sus productos en la calle Esteban Arze. El crecimiento del mercado les hizo ver la necesidad de contar con un lugar más cómodo para sus clientes. Es por eso que el primer piso de Supermall está enfocado, principalmente, a vender computadoras, celulares y otros dispositivos móviles.

El segundo piso de la edificación estará dedicado exclusivamente a la línea blanca de electrodomésticos. Aunque todavía no se tienen los nombres de las marcas que se establecerán de manera exclusiva, dijo la administradora de Supermall, Cinthya Alcón. Señaló que se realizarán eventos dirigidos a promocionar este tipo de productos al público. Se espera que el primero se realice el mes de noviembre al estilo americano con una oferta de black friday (venta de mercadería a mitad de precio).

PROYECTOS PENDIENTES Al igual que Huper Mall, Supermall tampoco descarta la posibilidad de implementar en un futuro una sala de cine. Por el momento, se instalarán pantallas gigantes en algunos sectores del mall para eventos de gran convocatoria como partidos de fútbol. La administradora indicó que los interesados en emprender un negocio propio en el mall todavía están a tiempo de hacerlo, pues quedan algunas tiendas disponibles en alquiler, anticrético y a la venta.

Hupermall tiene franquicias y construirá un cine

Franquicias internacionales como Polo Ralph Laurent, Totto, Caterpillar, Hush Puppies y Adidas estarán en Hupermall. Con el centro comercial, los cochabambinos podrán acceder a estas y otras marcas, que son demandadas en todo el mundo.

La gerente de Hupermall, Drina Kuljis, indicó que todavía están gestionando la llegada de algunas franquicias hasta la fecha de inauguración. En cuanto a electrodomésticos, el mall tendrá una sucursal de Samsumg y una tienda de Abdías López que ofertarán electrodomésticos y otros equipos para el hogar. Oxígeno peluquería, que también tiene una sucursal en el mall, se encargará de la parte de belleza. Entre otras tiendas podemos encontrar a Tati Design con ofertas de muebles para el hogar y oficina. También estarán Calzados Paiva, Moleca, Dockers y tiendas de ropa como Gaspar, Top Collection, Rune Way y Keep Me.

PLAZA DE COMIDAS Entre las 32 ofertas gastronómicas que tiene la plaza de comidas más grande de la ciudad están la franquicia de pollos americanos Louisiana Fried Chicken.

Es el primer departamento donde llega esa reconocida cadena de comida. Las ofertas se completan con Burguer King, Chickens Kingdom, hamburgón, Yoguen Fruz, Twon China, Vaca Fría, Los Lomitos, Shawarma King, Rancho Viejo, Sabor Chipotle, Hunan y Nescafé.

CINE Y HOTEL Hasta julio del próximo año, Hupermall terminará de construir el cine más moderno de todo el país. Los propietarios se encargarán de la importación de equipos y el armado. Prometen que Cochabamba tendrá la sala más cómoda con equipos de última tecnología. Pero, eso no es todo, porque el mall también contará con un hotel de cinco estrellas. Una franquicia internacional se instalará en el sexto piso hasta el año próximo. Otro de los proyectos que también se espera cerrar en un par de meses es el de un gimnasio que tendrá una vista panorámica de toda la ciudad.

Será difícil competir con La Cancha

El cochabambino está acostumbrado a hacer sus compras en La Cancha, es parte de su cultura asegura el economista Fernando Salazar quien sostiene que el funcionamiento de los malls en la ciudad no será fácil, debido a la diferencia en costos. Recuerda que aunque la incursión de supermercados, hace más de 20 años, tuvo éxito, justifica que se debió a la necesidad de la clase media de responder al sistema impositivo.

Si vas a La Cancha no te van a dar factura por comprar abarrotes y productos de primera necesidad y como son compras grandes a veces la gente prefiere recibir una factura.

Cuestiona que suceda lo mismo con los malls. Asegura que al ser centros comerciales exclusivamente de ropa y algunos servicios se corren muchos riesgos porque el producto tiene que rendir para poder pagar los alquileres, impuestos y beneficios sociales al personal que trabaja en cada una de las tiendas, situación que no sucede con el comercio informal.

“Existe una cultura arraigada de La Cancha. Los cochabambinos somos bien cancheros, tenemos el mercado La Paz, El Gallo, el Mmiamicito, y los centros comerciales o edificios con galerías que se han construido cerca de estos aún no logran captar al público”. Señala que la gente todavía no asimila la diferencia que hay en los precios por el régimen simplificado. Aunque los centros comerciales tienen productos con mejor calidad y una atención más personalizada, los precios siguen siendo importantes para la gente.

Menciona que los negocios por internet o ventas por Facebook se han convertido también en una verdadera competencia, pues los clientes no necesitan ir al lugar para apreciar la mercadería y, en muchos casos, cuando desean comprarlas se trata de ventas personales o informales en los que se realiza la transacción comercial en una casa o en un parque.

Fuente: opinion.com.bo

Tags: