Tobas

Tobas danza boliviana

La danza Tobas es una representación y coreografía que describe a las tribus de la región del Chaco boliviano por parte de quechuas y aymaras, quienes dominaron y tomaron prisioneros a algunos lugareños selváticos y recrearon parte de su cultura. Los tobas son una etnia del grupo pámpido que habita en el Gran Chaco. El nombre viene del guaraní tová que significa  rostro, cara, frente. Hacia el siglo XVI habitaba gran parte del Chaco Central y del Chaco Austral.

Los tobas usan falda, ponchillo, turbante largo, con puneras y tobilleras con plumas largas y poncho. Como accesorios llevan espejos y piedras de colores, cara pintada y en la cabeza un penacho con plumas de varios colores, al igual que en las muñeca y en los tobillos. Usan calzado hechos de cuero de venado.

La danza de los Tobas que tiene diferentes matices, representa en algunos casos las costumbres guerreras y en otras el gran respeto hacia la naturaleza, por lo cual tiene un ritmo muy marcado y diferente, que lo hace muy distinto a otras danzas. La danza de los Tobas se caracteriza por saltos atléticos y desbordantes de alegría, que hace al danzarín un excelente atleta. Los diferentes pasos son: 'Bolívar' (rápido con saltos regulares); 'camba' (sumamente ágil con saltos de más de un metro de altura); el 'chucu-chucu' (de ritmo más alegre que gusta mucho al público, se danza sobre la punta de los pies y casi de rodillas); el salto 'cullahui', hoy poco usado, salía muy bien al son de los pinquillos.

Los Tobas auténticos bailaban en círculo similar a los indígenas norte americanos. La coreografía fue modificada para las festividades que hoy en día se hacen en los desfiles folklóricos.

En Cochabamba se encuentran varias fraternidades que practican la danza Tobas.