Instrumentos musicales folklóricos

En Cochabamba, al igual que en el resto del país, la música folclórica y los diferentes ritmos y danzas se acompañan con instrumentos típicos de orígenes ancestrales varios de ellos; otros tienen paternidad en instrumentos traídos de Europa en la época de la colonia y aquí se fundieron con las costumbres andinas.

Quena

QuenaTambién conocido como Kena o kena-kena, de origen incaico con más de 2500 años de antigüedad es una flauta principalmente hecha de madera. En sus inicios se confeccionaba básicamente de caña pero también se fabricaban de hueso, barro cocido, plumas de cóndor, con cuatro a siete orificios de la familia de las flautas verticales con muesca. Se creaban con ella melodías pentatónicas, posteriormente las diatónicas. En la actualidad, con la escala cromática, se puede interpretar cualquier clase de melodía insuflando el aire dosificado por el bisel en la parte superior, a la vez cerrando o no los 7 agujeros que posee (6 anteriores y uno posterior) . Los semitonos se logran tapando parcialmente el agujero respectivo y las escalas superiores se alcanzan insuflando más fuerte la salida del aire pero disminuyendo el tamaño del mismo.

Quenacho

Posee el mismo principio de aerófono que tiene la quena. La diferencia estriba en que el quenacho es de mayor longitud y grosor, de manera que su registro se encuentra en una octava inferior a la quena. Muy utilizado para melodías lentas o tristes y también para ciertos tipos de melodías o celebraciones concretas de algunos pueblos. Pueden existir en diferentes tonalidades pero su longitud oscila entre los 50 centímetros en promedio.

Tarkha

TarkhaSu nombre tiene origen aymara y significa voz ronca o enrronquecimiento de voz. Su origen se encuentra en el altiplano boliviano, en el departamento de La Paz. Este aerófono posee 6 agujeros y la embocadura tiene una saliente. Se considera un instrumento básicamente grupal, en donde se forman subgrupos de tarkhas agudas, medias y graves acompañados de bombo y tambor, presentes en los carnavales de diversas regiones de Bolivia. También se suele tocar sólo, como lo hacen los indios del altiplano.

Siku o Zampoña

Siku o ZampoñaEste es uno de los aerófonos más antiguos que existe y es considerado una flauta de pan altiplánica. El nombre siku o sicu es de origen aymara y Zampoña, su nombre castellanizado. A los tocadores del instrumento de les denomina sicuris y a la danza al son de zampoñas se le conoce como sicuriada. Cada tubo de la zampoña esta construido de caña natural con el extremo inferior cerrado y el superior abierto por donde se insufla el aire para emitir el sonido. Principalmente consta de dos partes separadas pero que a la vez se complementan: el Ira (macho) de 6 tubos y el Arca (hembra) de 7 tubos. Las notas de ambas partes están intercaladas, de manera que la tropa (grupo de sicuris) forma dos grupos, alternando los sonidos correspondientes. El número de ejecutantes comúnmente oscila entre 20 a 30. La zampoña más usada se denomina Malta, que está afinada en tonalidad de Sol Mayor y Mi menor. En una octava superior, es decir, de sonido más agudo pero de tamaño inferior está la zampoña Chili. Al lado contrario, en una octava inferior a la Malta, se ubica la Sanka con sonidos más graves y con el doble de tamaño. Finalizando, se encuentran los Toyos, que posee el sonido más grave de las zampoñas; son de gran tamaño y requieren de gran volumen de aire para que resuene correctamente. Entre estas zampoñas, existen otras a medidas intermedias y a diferentes tonalidades, de manera que la variedad existente es amplia.

Los grupos folclóricos suelen unifican Ira y Arca en un sólo amarro, creando así un sólo instrumento donde un único ejecutante puede tocar todas las notas de la melodía.

Charango

Charango bolivianoDeriva de dos voces americanas: charanga y charanguero; este instrumento musical de cuerda originado en la época de la colonia nace a partir de la vihuela de mano, un cordófono muy parecido a la guitarra, introducido por los españoles en las regiones andinas. A pesar de las diferentes posturas, se considera que el charango nace en Potosí, debido a la fama y opulencia que tuvo dicha ciudad por la riqueza de oro y plata durante la colonia, así la música y el arte estuvieron muy en boga aquella época. Se tiene referencias que los lugareños tocaban un cordófono parecido a la vihuela. La variedad actual de charangos en Bolivia es inmensa, muy superior a otros países andinos, prueba de su real origen.

El charango posee 5 cuerdas dobles de metal, nylon o mixtas. Se confecciona principalmente de madera ahuecada, no produciéndose actualmente los charangos de caparazón de quirquincho, animal del altiplano que por ser una especie en vías de extinción, está prohibida su caza. La madera preferida para su construcción es: pino, ebano, jacarandá, tarco, quinaquina y naranjillo. Algunos charangos están primorosamente tallados con diversas imágenes. La calidad y presentación del charango está determinada según el usuario al que va dirigido: charango de estudio, charango semi profesional, charango profesional y charango de concierto.

Walaychu

también llamado Hualaycho, Es el miembro más pequeño de la familia de los charangos, de sonido bastante agudo, alegre, bullicioso y travieso, usa principalmente cuerdas de acero. Destaca entre los demás instrumentos por su brillantez y vitalidad, siendo usado casi siempre en temas alegres y festivos. Mide en promedio, 50 centímetros y su caja de resonancia suele ser proporcionalmente más pequeña que la del charango.

Ronroco

RonrocoEl roncoroco o charango barítono es un charango de mayor tamaño que fue creado por Wilson Hermosa, integrante de la agrupación Kjarkas. Su nombre hace alusión al sonido ronco y grave que emite. Se ha hecho popular muy rápidamente sobre todo por ser usado por este grupo folclórico. Su afinación es de dos tonos y medio más abajo que el charango o del temple natural pero una octava más baja y con los órdenes cuatro y cinco octavados. Su altura es de 80 centímetros en promedio.

Charanguita

CharanguitaDe uso selecto por algunos intérpretes adiestrados a su particular exigencia, este instrumento es una combinación de charango y guitarra pero ambos ensamblados en un solo instrumento, dando una notable sensación de dos instrumentos ejecutados casi simultáneamente sin necesidad de cambiar el uno por el otro y sin afectar su sonido o afinación. El cuerpo del charango esta en la parte superior, más cerca del ejecutante y el de la guitarra en la zona inferior. Es creación del luthier cochabambino René Gamboa Soria.

MÚSICA Y FOLKLORE DE COCHABAMBA